¿Qué estas buscando?

LOS INCAS

incas

Hay una leyenda que cuenta el nacimiento del poderoso imperio que abarcó desde el sur de Colombia hasta Mendoza. Su génesis es en las aguas del lago Titicaca, y narra que de la plateada bruma que se observa en las noches de luna llena, nacieron 2 seres, Mama Ocllo y Manco Capac, hermanos y esposos. El dios Sol los creó para que civilizaran al mundo. Les entregó una vara de oro, la cual debía enterrarse y donde esto sucediera sería el lugar elegido para el nacimiento del gran imperio. Y así fue que recorrieron llanuras y montañas hasta que finalmente en el valle sagrado del Cuzco pudieron afincarse y dar nacimiento a esta importante civilización.

Este imperio se desarrolló de norte a sur y también se prolongó hacia el este, siendo Tucumán, un lugar donde dejaron enclavada en las faldas del Aconquija un importante reducto denominado “La Ciudacita”.

Y como imperialistas que eran fueron dominando diferentes lugares. Hacían una entrada diplomática y brindaban conocimientos acerca de cómo dominar la naturaleza. Y si los pueblos no entendían del dominio por las buenas, tenían un ejército feroz y perfectamente organizado.

La red incaica de caminos tiene registrado 23.000 km., y considerando los que se han perdido en la selva puede llegar a calcularse que tuvieron 40.000 km. de caminería.

La época de oro del imperio coincidió con la llegada de los españoles. Como muestra del esplendor incaico, entre otras exquisitas construcciones, se encuentra Machu Pichu, que nunca fue descubierta por los invasores. Recién en 1911 el investigador, historiador y arqueólogo Hiram Bingham de origen estadounidense, conoce las ruinas acompañado por un niño y un hacendado de la zona. Allí se encontraban viviendo dos familias que usaban los andenes de cultivo y los canales de riego. A partir de ahí comienza su estudio por la comunidad científica siendo la Universidad de Yale y la National Geografhic, los principales patrocinadores.

Para el escritor Oscar Chara Zereceda este lugar era la gran Univerdsidad Inca, donde los jóvenes nobles adquirían el conocimiento. También allí se encontraban los amautas que eran los guardianes del saber y de la espiritualidad. Su población oscilaba entre 300 y 1000 personas. En sus andenes experimentaban con los cultivos principalmente de papa y maíz teniendo más de 100 variedades de cada uno de ellos. Era una ciudad que no se abastecía a sí misma.

La invasión se produce un 15 de noviembre de 1532, cuando Francisco Pizarro con 180 soldados españoles y 3.000 soldados de tribus enemigas, toma un imperio que contaba de 6 a 20 millones de personas. La historia nos demuestra la habilidad de Pizarro de aprovechar que el imperio estaba dividido entre Huascar y Atahualpa. Dan muerte al último Inca el 29 de agosto de 1533, después de pedir el rescate más caro de la historia según lo indica el libro de los Guiness, valuado en 150 millones de dólares. Este rescate trataba de una habitación llena de oro y dos de plata. Todas las estatuillas que conformaban este rescate fueron fundidas para ser trasladadas a España.

Dos años más tarde Manco II se rebela con 20.000 soldados y sitia la ciudad de Cuzco desde Sacsayhuamán por más de 6 meses, pero son derrotados y huyen para Vilcabamba desde donde manejan la resistencia hasta 1571, año en que los españoles descubrieron su reducto.